Cuadro: Jeremy Geddes. Heat Death, Oil on Board. 2009

Nota informativa:
Este era el blog del antiguo dueño de LA LIBRERÍA LA PECERA. Dejó de actualizarse en 31 de marzo de 2011. Las opiniones aquí vertidas no se corresponden con la nueva gerencia de la Librería.
Nuevo blog: http://elcaimansincopado.blogspot.com/

Dirección de la nueva libreria: www.librerialapecera.es

miércoles, 16 de junio de 2010

Beast of burden. Mick y Bette se lo montan

Hay días que da gusto que tu subconsciente se sacuda el polvo de los hombros (con perdón) y saque a la luz de tu vigilia canciones que hace tiempo que no escuchas, haciendo que al despertar resuenen insistentemente en tu cabeza. Esta noche he soñado que veía a los Stones en directo; da gusto soñar cosas así, dentro de la lógica particular de los sueños, claro está. Se me han colado las imágenes de la película de Scorsese (que todavía no he visto, lo siento), he visto a los rolling desde un lateral del escenario y he acabado tomando una cerveza con Ron Wood hablando de rusas mientras él recordaba su infancia, cuando vivía en un bote en el Támesis. Luego he soñado con otras cosas, y otras cosas y otras cosas y me he levantado con Beast of burden resonando gloriosamente en mi cabeza. Así que me he ido directamente al tocadiscos y he puesto Black and Blue (sí, ya sé que en ese disco no está Beast of burden, no tengo some girls en vinilo.... pero tengo el Black and Blue!!!!!!!!). Esta mini fase Stones que padezco viene porque he comprado por la ridícula cifra de 30 euros el "Let it Bleed", "Black and Blue", "Trought the past darkly" -edición portada exagonal inglesa original del 69- "Goats Head Soup" y dos recopilatorios de la época (es decir, 1971 y 1969 respectivamente)... Joder, para salir corriendo haciendo el Benny Hill. Cosas así pasan.
Un jubilado que se va a vivir a Alicante entró en la librería la semana pasada preguntando si compraba libros de segunda mano. Depende, le dije. Él me explicó que se mudaba y que quería deshacerse de cosas, libros y discos basicamente, porque no le cabían en su casa nueva. "¿Discos?" dije. "Sí", contestó, "discos de los Rolling, Serrat y Lluis Llach, los purple y cosas así..." Vamos, que no me entró la risa nerviosa por poco... Intentando que no se me notara mucho, le pregunté si le importaría enseñármelos...
Me los trajo el otro día para verlos y casi lloro. A los vinilos antes citados (ediciones originales de la época) hay que sumarle el primer disco de Suzie Quatro, un recopilatorio de Soul (fantásssstico), The Animals, un directo de Elvis, el Metal Heart de Accept y alguno más... ¿30 por todos?, le dije. "¿Los vas a cuidar bien?", contestó él. "Joder que si los voy a cuidar bien...". "Trato hecho", zanjó... Y ya está... Y yo más feliz que Humbert Humbert espiando a Lolita mientras baila en su habitación al ritmo de Hey Negrita... Así que estos días pongo los discos en el tocadiscos de arriba (todo un prodigio artesanal de la naturaleza que aún funciona) y yo abajo paso las mañanas contoneandome cuan bastardo lejano (muy muy lejano) de Jagger. De los libros no hablo, porque los buenos no los vendía, y yo soy un fetichista de manual pero todo tiene un límite, y loque no puede ser, no puede ser, y además es imposible.

Así que "Beast of Burden" ha sido el "hit of the day" en la Pecera (la librería rebautizada como Championship Bookshop!!! Echo de menos a Dick y Barry)... En vez de colgar una versión de los Stones de la citada voy a colgar una versión que hizo Bette Milder porque me he reído de lo lindo viendo el video que esta siempre excesiva cantante hizo del mismo, con cameo especial de Jagger incluido. El video es genial, divertido y ochentero a más no poder. Jagger, haciendo de amante flemático con leve y arrebatadora pluma, hace de novio de Midler, y va a verla con flores a un show. "Rosas", dice Midler, "es que se ha muerto alguien". "Yo", dice Jagger burlándose para despúes hacer la típica escena de amantes celosones. Ella quiere juguetear, él está cansado, ¿acaso hay otra?, se molesta ella, no, no dice Mick... "Quédate a escucharme cantar tu canción", le insinua Midler, "nadie la canta mejor que yo". "Bueno..." dice un herido e irónico Jagger (con un careto antológico). Ese intercambio de egos exaltados ya te pone la sonrisa directa y más en estos días previos al solsticio de verano. Un camerino más propio de una fan enferma (flores y fotos de Jagger por todos lados) y una Midler en todo su explendor. Y Mick, que está diabólicamente exhultante en todo el video. Se nota que ambos se lo debieron pasar de vicio (¿acabaría la cosa en revolcón?... demasiado feeling para que no sucediera nada...) Y luego el jeque... (porque aparece un jeque, ya sabeis, los ochenta fueron así)... Como digo, la versión no le hace la más mínima sombra a la de los Stones (donde la de los Stones respira, esta se ahoga, donde la de los Stones fluye sola esta se encorseta (los 80, again...) pero como digo, el video es un despiporre hedonista que da gusto ver.
Beast of burden... Esas canciones donde de la desdicha se sacan fuerzas, donde el patetismo del amante suplicante no oculta el punto de orgullo... Canciones que animan los días... Y aprovecho para recomendar el libro (porque esto va de libros, no?) "Viajando con los Rolling Stones" de Robert Greenfield, editado por Anagrama por unos indecentes 15 €, superlativo libro sobre la gira americana de 1972 repleta de todo lo que se espera de sus satánicas majestades y mucho más.




Nunca seré tu bestia de carga,
mi espalda es amplia pero está herida,
lo único que quiero que hagas, es que me hagas el amor.

Nunca seré tu bestia de carga,
he caminado muchas millas y mis pies están heridos,
lo único que quiero que hagas, es que me hagas el amor.

No soy lo suficientemente duro?
No soy lo suficientemente violento?
No soy lo suficientemente rico?
No estoy tan ciego como para no ver.

Nunca seré tu bestia de carga,
así que vamos a casa y cerremos las cortinas,
pongamos música en la radio…
y vamos nena… hazme el amor dulcemente.

No soy lo suficientemente duro?
No soy lo suficientemente violento?
No soy lo suficientemente rico?
No estoy tan ciego como para no ver.

Oh querida,
hermosa, hermosa, hermosa, hermosa niña,
sos una hermosa, hermosa, hermosa, hermosa niña,
vamos nena por favor, por favor, por favor.

Te voy a decir algo,
puedes echarme y dejarme
descalzo de patitas en la calle…
pero sácame, sácame de esta miseria.

Sí… toda tu enfermedad…
la puedo absorber,
puedes tirármela toda a mí…
que me la puedo sacar de encima.

Pero hay una cosa nena
que no logro comprender…
continúas diciéndome y diciéndome
que no soy tu tipo de hombre.

No soy lo suficientemente violento? oh, nena,
No soy lo suficientemente resistente?
No soy los suficientemente rico?... en amor?
oh, por favor!

Nunca seré tu bestia de carga,
nunca seré tu bestia de carga,
nunca, nunca seré.

Nunca seré tu bestia de carga,
he caminado muchas millas y mis pies están heridos,
lo único que quiero que hagas, es que me hagas el amor.

No necesito una bestia de carga,
no necesito caprichitos,
no necesito que me cuiden,
nunca, nunca seré tu bestia de carga...


2 comentarios:

TSI-NA-PAH dijo...

Uno de mis temas predilectos de los Stones, grandisimo.Por cierto triunfaste con tu compra, me alegro.Tambien de vez en cuanto topo con algunos chollos como ese.Hace poco pille un lote de Zeppelins, pink floyd, por dos euros cada uno y en estado nuevo.
La Midler es un personage increible, demasiado desconocido por estas tierras pero que siempre hay que revindicar.
un abrazo
Por cierto escucha el nuevo de Petty como sea, una delicia.

Librería La Pecera dijo...

El de Petty estoy liado con él... A cada escucha crece... Tom, los Stones y Grace Potter me tienen abducido estos días...
Un abrazo...