Cuadro: Jeremy Geddes. Heat Death, Oil on Board. 2009

Nota informativa:
Este era el blog del antiguo dueño de LA LIBRERÍA LA PECERA. Dejó de actualizarse en 31 de marzo de 2011. Las opiniones aquí vertidas no se corresponden con la nueva gerencia de la Librería.
Nuevo blog: http://elcaimansincopado.blogspot.com/

Dirección de la nueva libreria: www.librerialapecera.es

martes, 11 de agosto de 2009

"Postales de invierno" en agosto


“Postales de invierno”
Anne Beattie
Ed. Libros del Asteroide 2008


En cada paso hay una canción... lo queramos o no... Nos hacen volver a 1974, aunque hayamos nacido después o ese mismo años. Héroes de lo ordinario, una aspiración y una condena. El sueño hippie ha acabado, la realidad consiste en una perpetua sucesión de inviernos, de copas después del trabajo, y con suerte la compañía de un amigo. El amor es lo único por lo que luchar. El amor por una mujer con otra vida, un amor improbable. Los sueños de Postales de Invierno son inmensos... pero a veces parecen ridículos, a veces parecen patéticos, a veces… son muy humanos .Algunas veces la sinceridad con uno mismo nos puede parecer patética. No entendemos los sueños de los demás, y a veces ni siquiera los nuestros. Luego resulta que todas las circunstancias de la vida se ajustan a una canción o a un libro… Igual los personajes de este libro tienen vidas tan ordinarias como la mía. 1974. Bob Dylan publica Blood on the Tracks. El disco que se ajustaba perfectamente a la vida de Charles, protagonista de este libro, y mil años después, por qué no, tambien a la mía.

Coincidir con un libro así me hace sentir raro... Tan raro como estar enamorado y compartir una cerveza, ver una película, un paseo y ver que todo está "bien" aunque te preguntas cuánto durará y esperas que algo más que lo habitual... y escuchar otra vez todas estas canciones... y ver que todo es posible...
¿Esto suena ordinario?... he dejado los sueños de los demás por imposibles y solo me he quedado con los míos... cuando los encuentre tal vez no sepa qué hacer con ellos, pero por algo se empieza...

La reseña oficial dice que: "Considerada en EE.UU. como una de las novelas más influyentes de la década de los setenta, Postales de invierno es la novela con la que Ann Beattie debutó y que le sirvió para ser inmediatamente identificada como una de las voces más importantes de su generación.
La novela –que retrata como pocas obras el desencanto de la juventud americana posterior al movimiento hippie– cuenta la historia de Charles, un joven perdidamente enamorado de Laura, una mujer casada; de su amigo Sam, eterno parado; de Clara, su hipocondríaca madre que se pasa el día deprimida en la bañera; de Pete, su padrastro; y de Susan, su hermana.
La música pop, el cine y otros elementos de la cultura popular le sirven a Beattie para tratar con ironía temas tan universales como el amor no correspondido, la insatisfacción laboral o las relaciones familiares; y así lo que podría leerse como una divertida comedia de situación se convierte en una aguda mirada sobre una generación que se resiste a abandonar el idealismo de su juventud y a someterse a las normas que imperan en la sociedad.
Postales de invierno resulta ser –recogiendo las palabras de Rodrigo Fresán en el prólogo «una de las novelas más tristemente graciosas o graciosamente tristes que jamás se hayan escrito»."

1 comentario:

:P dijo...

oye, pero yo no pienso ser Sam!!!!
:D