Cuadro: Jeremy Geddes. Heat Death, Oil on Board. 2009

Nota informativa:
Este era el blog del antiguo dueño de LA LIBRERÍA LA PECERA. Dejó de actualizarse en 31 de marzo de 2011. Las opiniones aquí vertidas no se corresponden con la nueva gerencia de la Librería.
Nuevo blog: http://elcaimansincopado.blogspot.com/

Dirección de la nueva libreria: www.librerialapecera.es

jueves, 25 de junio de 2009

The Felice Brothers y las almas grises


The Felice Brothers es un grupo que si te llega, lo adoras de verdad. Más allá del calado emocional de su música, tienen pinta de jovenzuelos clochards, a la vez de vuelta de todo y al mismo tiempo con la avidez de los que se beben la vida a tragos largos, como si fueran los sobrinos bastardos de un Dylan anclado en el recuerdo de Woody Guthrie, hijos ilegítimos de The Band más agrestes y acústicos. Escuchar sus discos es sentir la punzada en el pecho cuando menos te lo esperes, es hacer un viaje en el tiempo hacia un lugar ajeno a modas, a pasajes sonoros donde lo que prima es lo orgánico, la emoción, el sentimiento, por encima de la calidad sonora o de la destreza interpretativa, antes está contar una historia y contarla bien, sudando, cantando, bailando, hermanándose o simplemente entonando miserias como si fuesen entuertos que hay que desfacer...
The Felice Brothers son tres hermanos, Simone Felice, Ian Felice y James Felice más un bajista llamado Christmas y Greg Farley. Simplemente hacen música.


Acaban de sacar un disco nuevo y no lo tengo aún, y lo echo en falta. Yonder is the Clock... El año pasado tuvieron un leve atisbo de subirse a la ola de la moda pero la prensa olvida rápido y ellos, afortunadamente, siguen a lo suyo. Cualquier disco de ellos es una delicia… Tonight at the arizona, cuya foto encabeza esta entrada, fue el primer disco que tuve, y para mí una de las portadas del año (portadas de disco, noble y fabuloso arte echado a perder...) y un disco precioso...
Supongo que estas palabras responden al hecho de que sólo vendo a Larsson y al Falcones... Le acabo de enseñar a un cliente (que quería algo para regalar a alguien que lee mucho) "Almas grises" de Philippe Claudel, y me ha mirado como si le hubiera ofrecido un pescado podrido... Sí, se llevó a Falcones... Cuando se fue, puse a esta panda de tipejos a todo volumen... Frankie's gun para ser exactos...

Frankie’s gun es toda una flamante historia de celos, tiros, tipejos torvos de baja ralea, California y sueños rotos… la poética del perdedor… la fascinante y humana poética del perdedor…


Esta es la muestra de cómo grabar casualmente uno de los videos más bonitos que he visto (soy así de facilmente complacible, qué le vamos a hacer) Un video de esos que piensas, joder, haber estado allí... La belleza se puede buscar y ver que es esquiva pero hay algunos que la tienen porque sí, entonces sólo hay que sentarse en el suelo con una botella de vino junto a una mujer preciosa, que The Felice Brothers harán el resto...


Insisto, botella de vino, mujer preciosa (se aceptan amigos añorados) y estos... minuto 2:55, magia y los pelos de punta...


http://www.myspace.com/thefelicebrothers

No hay comentarios: